Cómo Chile transformó su economía exitosamente

La economía chilena goza de buena salud hoy en día, y se trata de uno de los punteros de Sudamérica. No obstante, previo a ello hubo una sucesión de cambios en la política que conllevaron cambios a nivel económico.

Gobierno socialista de Salvador Allende

En términos económicos, el gobierno de Salvador Allende resultó nefasto para Chile. Se trató de un gobierno socialista que se caracterizó entre otras cosas, de una forma afín a su modelo, por nacionalizar el cobre, la estatización del sistema financiero y el asentamiento de la reforma agraria. Cuando termina el gobierno de Allende en 1973, Chile tenía una inflación de 342%.

Alfredo Pinochet: Militarismo y cambio a una política económica liberal

  • CX0IpdoUkAA9GSEPinochet ingresa a través de un golpe militar al gobierno. Para hacerle frente a la crisis económica que enfrentaba Chile en este momento, se empezó a seguir las recomendaciones de los llamados “Chicago boys”, un grupo de economistas jóvenes, que contaban con postgrados casi todos en la Universidad de Chicago, seguidores de las ideas liberales de Friedman y Von Hayek.
  • Dado que las recomendaciones de los Chicago Boys no resultan favorables, el mismo Milton Friedman llega a Chile y sugiere dos posibles salidas a la crisis. Una de ellas -la que finalmente se tomó- contaba con efectos colaterales graves.

El boom de la economía chilena

El shock implicaba, además de la apertura al libre mercado, reducir hasta en un 20% el gasto público, así como también el despido de casi un tercio de los empleados estatales, así como también un incremento en la tasa de impuestos, y la eliminación de préstamos que facilitaban el acceso a viviendas.

Aunque en un primer momento el país no se recuperó, a partir de 1977, los números del PGB (equivalente al PBI en Chile) comenzaron a mejorar, aunque la cesantía siempre rondaba el 20%. Chile, macroeconómicamente, exhibía excelentes números que se mantuvieron hasta 1982 en que aconteció una crisis.

No obstante, aún con todos estos altibajos, el gobierno democrático que ingresó en 1990 tenía ya las bases para la estabilidad económica con la que goza Chile en la actualidad.