Celebraciones culturales y festivales más importantes en Chile

En el sureño país de Chile se dan numerosas celebraciones y festivales, no obstante, algunas destacan sobre otras:

  • Las fiestas patrias

Si hay que hablar de una celebración cultural famosa en Chile, tenemos que hablar de las fiestas patrias, las cuales conmemoran el importante hecho histórico de la realización de la primera Junta de Gobierno, la cual se llevó a cabo en 1810. Las fiestas patrias en Chile se celebran los días 18 y 19 de setiembre de cada año.

Esta celebración, tal como en otrahqdefault (62)s latitudes, motiva que los ciudadanos chilenos muestren la bandera chilena en sus casas. Asimismo, se acompaña con bebidas y comidas tradicionales de la región como el vino tinto, la chicha y las empanadas chilenas.

Durante las fiestas patrias chilenas, se hacen carreras al estilo de este país, que consiste en carreras de jinetes que compiten pero sin usar la montura para aferrarse mejor al caballo. Para ello, el jinete solo puede valerse de cogerse fuertemente de las crines del caballo. Tampoco se usan espuelas. En estas carreras no suele haber un fuerte interés por vencer a los demás contrincantes.

  • Navidad

Como en muchas partes del mundo, en Chile se celebra la fiesta de la natividad de Jesús.

En Chile, aparte de una tradicional reunión donde se come en familia por la noche, es común consumir el pan dulce (que no es sino una suerte de bizcocho dulce, de color oscuro y hecho con jengibre y miel de abeja, al cual se le agrega fruta cristalizada, nueces y almendras), así como también una bebida llamada Cola de mono o Colemono, consistente en una mezcla de aguardiente, leche, café, azúcar; y especias como la canela, el clavo de olor, cáscara de naranja, entre otros).

En Chile, a Papá Noel se le denomina Viejo Pascuero, y es quien trae los regalos a los niños a medianoche, dejándolos bajo un pino iluminado y adornado. También, como en otros países, se coloca un pesebre.

Se trata de fiestas populares que adquieren un matiz de país a país, y Chile no es la excepción.